BLOG

Suscríbete  y no te pierdas nuestras novedades

  • Nou Art

Diario de una librera en apuros

Capítulo 1: El arte de la ficción*


¡¡¡¡Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!


¡¡¡¡Y BIENVENIDOS A MI BLOOOOOOOOOOOOOOOOG!!!!


Esa de ahí arriba soy yo, Nuria. Bueno, exactamente es mi álter ego digital ya que, quien me conoce sabe que no soy muy de fotos... Por suerte internet, entre las mil maravillas que ofrece (y otras tantas que de maravillas no lo son en absoluto), tiene aplicaciones de lo más útiles que permiten crearte un mini-yo tras el que poder ocultarte. Así que, ¡me vino que ni al pelo! ¿Y que hacemos aquí mi Nuria digital y yo? Buena pregunta... La verdad es que aún no lo tenemos del todo claro, así que esperamos ir resolviéndolo por el camino. La cuestión era escribir.


Siempre me ha parecido muy guay ser bloggera. Escribir sobre temas chulos y que la gente te siga y te lea y, de camino, les descubras millones de cosas: reseñas sobre libros supermolones, las novedades que se publicarán próximamente, los mejores libros de los distintos géneros... Creo que no se me da nada mal escribir y con lo que he ido aprendiendo estos años, tengo cuerda para rato, no tendría que ser tan difícil... ¡¡¡¡Ja!!!! Y un mojón pa mí...


Según iba leyendo otros blogs, para pillar ideas, me iba desmoralizando un poco... Adoro los libros infantiles, los adooorooo, pero hay tantas páginas dedicadas a la literatura infantil y de tanta calidad que mis reseñas no llegarían ni a la categoría pre-benjamín. Además, ¡muy trillado el tema! Evidentemente destacar grandes obras, escritores, estilos... descartado; si Pérez Reverte me leyera... se echaría las manos a la cabeza. ¡Bloqueada por mala práctica! ¿Hablar de novedades? ¡¡¡¡Imposible!!!! ¡Pero si siempre me entero tarde de todooooooo! (Y no me refiero sólo a la literatura; es mi día a día!!) Vale, venga, pues yo que sé, habla de algo que se te de bien... Y entonces tu autoestima se replantea su existencia... ¡Debía buscar qué podía ofrecer al mundo del blog! He hecho millones de cursillos sobre el mundo digital; he leído montañas de recursos para aprender a organizar calendarios de contenidos; he seguido páginas que son mi TOP en el mundo de las letras; sigo a escritores, editoriales... En principio ideas no deberían faltarme pero no sabía por dónde arrancar, y mi moral cada vez más por los suelos...


Y así, me pilló la inspiración.


En mi antiguo trabajo teníamos una libreta donde tomábamos nota de las muchas anécdotas que se dan cuando trabajas cara al público y pensé "¡Eh! ¿Por qué no? ¿Por qué no hablar de las peculiaridades de tener una librería?" ¡Buah! ¡Historias tengo para parar siete trenes! Poco a poco fui enlazando una idea con otra, y encontré "EL TEMA"... Descubrí por fin eso que no hacía del todo mal y sobre lo que debería hablar: ¡¡¡¡TODO LO QUE NO HAY QUE HACER PARA QUE UNA LIBRERÍA FUNCIONE!!!! Gestionar una librería lo tengo tan controlado como el postureo... Y la verdad es que luego sólo hubo que ponerse a anotar ideas...



Ya tenía tema... ¡Ahora hay que buscar un título! De nuevo te asaltan las dudas... Algo con gancho y llamativo, que diga mucho sobre su contenido con muy pocas palabras, que se grabara fácilmente en la memoria de la gente... De nuevo busqué inspiración en internet y de nuevo surgió la temida pregunta... ¿Daré con la tecla? Y no me refería al título, evidentemente, si no a mi capacidad de captar la atención de la gente y que se engancharan a la lectura de mis historias. Luego pensé "Oye, míralo por el lado positivo, aunque la gente no te siga, tú te desahogas y te quedas tan a gusto". Al menos no me quedaría con la espinita... Volviendo a lo del título, hubieron varias opciones: Diario de una librera en apuros fue la primera y la primera en ser descartada, para luego ser la elegida por votación popular (sólo votaron unas diez personas y si ya con el título iba a ser incapaz de llamar la atención... Eso sí, ¡eternamente agradecida a los que votaron!) La opción más elaborada, mi elegida y la que tuve que descartar también por votación popular: Elocuencias de una bipolar ilustrada. La verdad es que más pedante y contradictorio no podía sonar... Así que en el fondo me alegré de que la gente me llevara la contraria. Espero que aunque no os convenciera mi opción, ¡sí lo hagan mis anécdotas!


Ahora venía el trabajo chungo: organizar ideas, preparar las entradas por temas, intentar respetar un calendario... ¿¿¿¿INTENTAR RESPETAR UN CALENDARIO! YO? EN SERIO???? ¡Ay, madre! ¡Esto sí que es un chiste! Aunque bueno, tengo que reconocer que este año la agenda la tengo más rayoteada y de vez en cuando me acuerdo de mirarla... ¡Algo es algo! Madre mía, no sé cómo acabará todo... En cualquier caso el capítulo uno verá la luz. ¡Ya está aquí! Que dicen que arrancar es lo más difícil (¡¡¡¡y si eso me resulta difícil no os cuento lo que significa intentar mantener la continuidad!!!!)


Pero sí, lo conseguí. Conseguí escribir la primera entrada y me ha gustado la experiencia. ¡¡¡¡Muy mucho!!!! He sido bastante escueta ya que no quería robaros demasiado tiempo (al menos no hoy...) "Diario de una librera en apuros" nace con la intención de ofreceros una lectura ligera y divertida. No esperéis encontrar una prosa de lo más elaborada ni un contenido que marque la historia del mundo del blog. "Diario de una librera" nace con la intención de contaros las aventuras y desventuras de tener una librería hoy en día. Un negocio que es todo un arte y que llegar a dominar es tanto o más difícil que cualquier otro arte. "Diario de una librera en apuros" nace con la intención de entreteneros, de ayudaros a desconectar aunque sean los cuatro minutos de lectura que supone. Y puede que también en el fondo "Diario de una librera en apuros" haya nacido para que sirva de motivación: porque aun con toda la mochila de aciertos y errores, aquí seguimos... ¡¡¡¡Y con blog!!!! Y quién sabe, ¡¡¡puede que algún día llegue el libro y todo!!!


Toca el momento de despedirse por hoy. Espero que lo hayáis reído lo mismo que yo al escribir y ya sabéis... Si os ha gustado podéis darle un like, comentar todo lo que os apetezca y por supuesto suscribiros para no perderos el próximo capítulo: Crónica de una muerte anunciada. De como cambié un trabajo estable por hacerme autónoma. (si me acuerdo de escribirlo, ¡claro!)






* "El arte de la ficción" es un libro de David Lodge.



73 visualizaciones2 comentarios

Únete a nuestra lista de correo

No te pierdas ninguna actualización